lunes, 26 de septiembre de 2011

Adherirse

Hay un aspecto en el arte del combate que desde hace mucho me parece fundamental, y éste es el permanecer adherido al contrario. Cuando permanecemos adheridos, sin importar si estamos distanciados o tocando su cuerpo, es posible manipular los movimientos del rival moviéndonos a su ritmo y adaptándonos a sus movimientos. De todos modos, éste creo es un concepto que queda muchas veces en el olvido. Por diferentes motivos se tiende a olvidar al rival y confiar en extremo en la propia velocidad. Es cierto, no obstante, que un movimiento rápido, imprevisto y que llega en un descuido puede finalizar el enfrentamiento por la vía rápida (“el futbol es así”), pero no lo es menos el hecho de que es más probable obtener la victoria en un combate bien dirigido. Antes de cazar una cebra, hay todo un entramado previo por parte de las leonas.

Adherirse a los movimientos del rival no solo permite manipular sus reacciones, además trabajar en una distancia real, generalmente muy corta, donde no podemos confiar solo en la vista. En esta distancia, la sensibilidad y el correcto uso de la estrategia bien merecen un minucioso estudio.

En diferentes clásicos se citan principios estratégicos para cuando se lleva a cabo la acción de adherirse, o permanecer pegado y receptivo utilizando la sensibilidad en nuestro beneficio. En el Tratado sobre boxeo que se atribuye a Wu Ch’eng-ch’ing, dice:

“…cuando se domina la técnica, uno puede atraer la energía del adversario y, cuando ésta actúa en el vacío, unirse y surgir...”

Además, en su Canción del Boxeo añade:

“…atraer al adversario para que su energía actúe en el vacío es una técnica maravillosa...”

Por su parte Ch’ang Nai-chou, en sus escritos teóricos del siglo XVIII indica:

“…hay una frase que dice así: la viveza se aprovecha de una apertura externa; y si no encuentras una apertura externa te quedarás fuera”. En las artes marciales, para poder vencer a un adversario debes acercarte y entonces podrás derribarlo…”

Y continúa más adelante:

“…la única forma es poner nuestra atención en la parte superior del brazo del adversario, porque entonces sin tener en cuenta quien golpea primero, y prestando atención a este punto, puedo inmovilizar sus manos y después adherirme a él sin perder el contacto. Entonces yo puedo cambiar y hacer lo que quiera con perfecta facilidad, mientras que mi oponente será incapaz de escapar a mi control…”

Sin perder el hilo añadirá más adelante recursos para llevar a cabo el error en el adversario y comentará por ejemplo que:

“…éste es el secreto de extender la mano delantera y golpear con la misma mano...”

Numerosas indicaciones invitando a permanecer pegados, un valioso recurso que debemos desarrollar en la práctica.


video

viernes, 16 de septiembre de 2011

Pura física

Mientras observada hace unos minutos un video sobre una ejecución de Sanchin en grupo, me han venido algunas ideas y pensamientos a la cabeza y que hace tiempo me rondan cuando veo este tipo de exhibiciones, y también en la práctica diaria.

Sanchin es un ejercicio de una gran peculiaridad, un Qigong, la base de nuestro estilo, el pilar sobre el que cimentarnos, un modo de aprender el Kotsugake, de fortalecer el cuerpo y el espíritu,…, y un sinfín de definiciones más que nos cansamos de escuchar y leer, la mayoría de veces tratándose del fruto de la repetición de las palabras de otros o haciendo servir el corta y pega de Word.

Lo que ocurre, y en lo que pensaba viendo el circo montado, es que la realidad es bien distinta. La mayoría de veces, si no todas, el Sanchin que vemos no deja de ser un ejercicio meramente físico, pero además… en el más estricto uso de la palabra. No hay, a lo sumo, más que porcentajes y juegos de pesos, de enganches articulares, porqué no también de respiración, pero en el mejor de los casos pura física.

Así, me divierte ver al entusiasmado instructor simular un golpe en el que parece que va a coger carrerilla, pero controlando muy bien no vaya a desplazar al ejecutante más allá de lo que sería deseable para la exhibición, hay tan poco en el interior que ni siquiera el testante se cree lo que está enseñando.

Es posible que tenga bien aprendida la teoría de que para absorber un impacto desde cualquier posición, hay que aprender primero a hacerlo desde un Sanchin bien formado, aunque existe el problema de no llegar nunca al segundo escalón, pues como todos sabemos si Uechi-ryu fuera solo físico, o física, no tendría nada de especial respecto a otras prácticas o disciplinas.

Además, trabajar Qigong solo como un término teórico: “Sanchin es Qigong porque me lo han dicho”, aunque no tengamos ni la más remota idea de cómo funciona el Qi en el cuerpo, acaba siendo peligroso; y el pensar que hemos construido una coraza mágica imposible de derribar y revolcar por el polvo, fruto de los engaños de nuestro instructor, puede llevarnos a ver la realidad tal y como la vieron a principios de 1900 los boxeadores chinos, después de creerse inmunes a la balas.

Algún amigo haría uso del tópico de que sobre el Qi no se puede teorizar, incrustado ya con idea en numerosas escuelas de las llamadas “tradicionales”, pero a mi juicio esto se cargaría de un plumazo milenios de sabiduría china registrada en clásicos filosóficos, médicos, y de otra índole. Es innegable que se hace difícil hacer uso de algo cuando no sabemos como funciona, aún cuando también es cierto que la búsqueda en la práctica ayuda a adquirir cierta sensibilidad.

No quisiera, aún así, dar al término Qi un halo esotérico, pues en su facultad de ir de lo más volátil a lo más sólido, un cuerpo físico sano y bien formado no es otra cosa que la muestra de un buen Qi.

Por otro lado, estoy convencido de que unos codos cerrados y bien encajados, en un cuerpo correctamente colocado (también sin ser practicante de Uechi-ryu), son difíciles de mover por un rival, pero del mismo modo lo estoy de que debería ser así aún teniéndolos abiertos. Aquí la diferencia entre el Qigong y la física, de la necesitad de montar un paripé (que no Palimpe), al mostrarnos ante otros, a la de no hacerlo.

Bajo mi punto de vista, si algo no se tiene, no se tiene. Tratando de engañar a los otros nos engañamos a nosotros mismos.

martes, 13 de septiembre de 2011

...cautelosos

Estamos ya en la segunda semana de práctica tras las vacaciones, y continuamos con el plan previsto para recuperar la forma tras el verano.

De forma general, el verano aumenta la energía de los practicantes y hace que la temporada se inicie con ganas de dar el cien por cien. Bien encauzada, esta deber ser la actitud que nos acompañe, pero no debemos olvidarnos de caminar paso a paso, recibiendo los resultados de forma progresiva, a su tiempo. El libro del Tao y la virtud, que se atribuye al sabio Lao Tse, avisa que llenar un cuenco hasta el borde lo hará rebosar, y que afilar un cuchillo continuamente lo hará romo. Así, debemos usar la práctica del Uechi-ryu como camino de conocimiento, averiguando donde están nuestros límites. La práctica nos permitirá conocernos, y este conocimiento avanzar en la práctica.

Cuando uno se limita a entrenar, los resultados llegan por sí solos, y a veces es necesario sentarse paciente para que el mundo se ordene por sí mismo. Por esto, y para que nos acompañen durante los próximos meses, propongo a los alumnos recordar estas palabras, también atribuidas a Lao Tse, como guía en nuestro camino:

“…cautelosos
Como quien cruza un arroyo helado;
Alertas, como un guerrero en territorio enemigo;
Atentos, como un huésped;
Fluidos, como el hielo derritiéndose;
Modelables, como un leño.
Receptivos, como un valle.
Claros, como un vaso de agua…”

martes, 6 de septiembre de 2011

Novedades en septiembre

Ayer se iniciaban las clases regulares en el Dojo después del descanso vacacional. Como es costumbre en este mes, dedicaremos las sesiones al aumento progresivo de la resistencia física, junto con la flexibilidad y la movilidad articular, dedicando a la parte técnica algo más de cantidad y un poco menos de “calidad”, para poco a poco ir ganando en la segunda.

En pocos meses se celebrarán los exámenes, supervisados por Yasushi Kuno Shihan, y es necesario llegar a los mismos con un nivel óptimo de condición física. Además, nuestro Dojo aportará un candidato al grado de cinturón negro 1º Dan, el primero en nuestra breve historia.

Como novedades, destacar la nueva página web del Club que nos sirve de sede, y la oferta de cuatro talleres sobre técnicas especiales de la medicina tradicional china que se realizarán durante el presente curso.

El primero de los talleres, dedicado al Tuina y que se celebrará en noviembre, vio cubiertas las plazas a los pocos días de abrirse el plazo de inscripción, aunque actualmente sigue existiendo la posibilidad de inscripción para futuras ediciones tras ver la acogida que ha tenido el mismo.

Los otros tres talleres, que se celebrarán en febrero, mayo y julio, versarán sobre la terapia con ventosas Baguan/Pakuan, la técnica Guasha/Kuasha, y la aplicación del martillo de siete puntas, o flor de ciruelo, a las anteriores.

Así, iniciamos la temporada con energías renovadas y con la intención de afrontar los duros momentos que nos azotan.

miércoles, 29 de junio de 2011

Fin del XLI Curso Básico para PL

Ayer realizaba el examen práctico el grupo al que he estado instruyendo este último curso en el IVASPE.

Como en la anterior ocasión, el examen ha vuelto a sorprenderme gratamente y los alumnos no solo han aprendido los bloques técnicos que había desarrollado, si no que la práctica libre de detención y engrilletamiento fue en la mayoría de los casos digna de haber sido inmortalizada.

Mi objetivo principal, la adaptación del alumno a las circunstancias cambiantes, junto con la asimilación técnica, se ha visto satisfecho, y me alegró ver la improvisación y resolución del caso en algún pequeño contratiempo, por otra parte normal en la crudeza del "directo".

Los alumnos han contado con diferentes dificultades, y las pocas horas de curso hacen muy difícil la asimilación perfecta, pero el ritmo de trabajo ha sido alto, y ellos mismos se han marcado una fuerte intensidad que llegaba a sorprender en algunos casos, sobretodo viniendo de agentes con escasa o nula formación marcial.

Vuelvo a estar contento con el resultado, y creo que se ha dado el primer paso de un largo camino, donde espero que la formación individual pueda continuar en sus respectivos destinos.

domingo, 26 de junio de 2011

Seminario Yasushi Kuno Shihan 11/12-06-2011. Crónica

Hoy he recibido la crónica de David Dufour, miembro del Shibu Dojo Valencia, que se publica más abajo. De paso agradecer públicamente a Jose Ignacio (Uechi-ryu Madrid) su predisposición y ayuda hacia nuestra familia. Nuestro Dojo está siempre en deuda con él.


Crónica Koushukai Uechi Ryu 11 y 12 Junio 2011

EL día 11 de Junio fui a Fuenlabrada para asistir al curso de Uechi Ryu. Esta vez iba solo, así que me permití salir con un par de horas de adelanto para desviarme de la ruta habitual y visitar rápidamente algún pueblo cercano a la A-3. A pesar de ello llegué con tiempo de sobra al NH Fuenlabarada para prepararme para el curso. Al poco de llegar me dirigí al colegio donde se iba a realizar el curso, donde me encontré caras familiares del curso anterior así como practicantes a los que no conocía. Me siguió sorprendiendo el buen ambiente y la sensación de cohesión de grupo que hay en entre los practicantes de Uechi Ryu de Madrid, es algo que hay que llevarse a casa.

Una vez llegó el maestro nos dirigimos al vestuario, tras lo que comenzó el curso. Esta vez el número de participantes era aproximadamente el mismo que en el curso de marzo, me aventuraría que a decir que sobre la treintena, lo cual fomenta el aprendizaje al tener muchas referencias de las que extraer información. Tras tres Sanchin el maestro se dispuso a darnos unas explicaciones sobre ataques con mano abierta. Por un lado fomentó el espíritu crítico al hacernos pensar y evaluar detalladamente técnicas como Shuto Uke, tras lo cual vimos que tenía una aplicación real y efectiva, ejecutada de forma diferente a cómo se suele ver en katas de otros estilos más deportivos. Por otro lado nos invitó a la reflexión sobre la utilidad de estas técnicas (Shuto y Haito/Boshi Ken), y sus ventajas y desventajas frente a un ataque de Tsuki. Es realmente interesante como el maestro estimula la mirada crítica y desmonta dogmas, basándose sus explicaciones en argumentos racionales y estando dispuesto a debatirlo todo.

En el transcurso de este primer día se vio cual es la forma de moverse al aplicar estas técnicas, distinta de la forma de usar un Tsuki, así como los ángulos de entrada de las técnicas frente a un compañero inmóvil. Por último, el maestro nos enseñó una combinación técnica para “hacer invisible” la técnica a ojos del adversario.

Tal y como hicimos en el curso de Marzo, nos dirigimos al "Pata Palo" en Móstoles para cenar. Por suerte contaba con la ayuda de José Ignacio, un practicante de Uechi Ryu de Madrid que me salvó de mi nulo sentido de la orientación en múltiples ocasiones. Tras unas cervezas y una cena relajada dimos cuenta del día y nos fuimos a descansar para la sesión del día siguiente.

El domingo por la mañana comenzamos con los Sanchin de rigor, con sus múltiples y valiosísimas correcciones. En esta sesión se repitieron los ejercicios más elementales del día anterior, como desplazamientos y encadenamientos de Shuto con Haito usando la misma mano, etc… Esto dio lugar a unas series técnicas que más que añadirse a un repertorio y punto, estimulaban a descubrir las posibilidades de aplicación de cada técnica así como de las maneras de poder llegar a aplicarlas con efectividad.

Tras terminar el seminario me dirigí a Móstoles, guiado por José Ignacio, al que debería haberle dado un premio por la paciencia que mostró durante el fin de semana. Una vez allí repusimos energías con unas cervezas que sabían a gloria tras el curso, y nos dirigimos a su casa, en la cual disfrutamos de un baño en la piscina comunitaria que invitaba a hacer Sanchin. Después su mujer me sorprendió con una deliciosa comida, en la que cabe destacar los huevos de corral y el arroz con leche casero. Quedé verdaderamente sorprendido y agradecido.

Por último, nos dirigimos al Dojo Picos para presenciar el examen que se realizaba por la tarde. Fue muy útil porque sirvió para poner la mente un poco más en el examen que se avecinaba el próximo 1 de Julio, así como para presenciar un examen de primer Dan. Con ello vi un rompimiento de tabla con Sokusen por primera vez, verdaderamente espectacular para el profano. Por suerte todos los candidatos estaban bien preparados y parece que todo el mundo pasó la prueba satisfactoriamente, con lo cual había un ambiente bastante festivo tras el examen.

Una vez terminada la sesión, me despedí del maestro, de los compañeros y del Sensei José Cifuentes y me dirigí de nuevo a Valencia pensando en cómo podía aplicar estos ejercicios en futuros Jiyu Koubou.




viernes, 17 de junio de 2011

El hielo es para los muertos

Hace unos días que hablaba con un amigo sobre el tratamiento de emergencias según la MTC, y la gran ayuda que diferentes técnicas pueden aportarnos en los accidentes que se producen en nuestra práctica diaria.


A veces, la costumbre se instala fuertemente en nuestra forma de actuar y acabamos repitiendo comportamientos sin cuestionarnos el porqué y, lo que es peor, sus efectos secundarios.

Dentro de estos comportamientos hay uno extendido y generalizado que a mí personalmente me desagrada, y es la utilización desproporcionada del hielo. Así, y si bien es cierto que su aplicación inmediata en las lesiones agudas puede reducir la inflamación y el dolor, también es cierto que esto lo hará generalmente pagando un precio, pues por su naturaleza ralentiza la circulación de la Sangre (Xue) y con esta la del Qi, pudiendo llegar inlcuso a pararla localmente (que es lo normal), produciendo un bloqueo o estasis en la zona que puede llegar a cronificarse sin el adecuado tratamiento, y que lleva a la consecución de los típicos dolores durante los cambios climáticos, especialmente durante el predominio del Frío y la Humedad. Además, solo hay que hacer la prueba y tratar de realizar cualquier ejercicio físico con la musculatura fría, y por lo tanto acortada, para ver los efectos del Frío como patógeno en la circulación energética.

He de reconocer, no obstante, que alguno de mis profesores lo ha recomendado por un corto período de tiempo, cuando no hay nada más a mano, pero personalmente prefiero el punto de vista de otros, algunos, verdaderos expertos en tratamiento traumatológico, y las indicaciones que con ellos he podido aprender.

Así, y basándonos en los principios terapéuticos de reducir el dolor o la inflamación, eliminar la estasis y hacer circular correctamente la energía, para que de este modo se puedan regenerar y nutrir de nuevo los tejidos, nos encontraríamos con métodos más idóneos como la acupuntura de urgencia para reequilibrar el flujo energético en exceso, la sangría acupuntural (especialmente con aplicación de ventosas) y muy útil para dispersar la estasis de Xue y Líquidos extravasados, posiblemente mi método preferido en muchos casos, masaje y digitopresión junto con la aplicación de remedios herbales en forma de linimento y/o cataplasmas de diferente naturaleza y acción, dependiendo del efecto que deseemos conseguir y del caso concreto, y la ingesta por vía oral de remedios herbales, también según las bases de la MTC y dependiendo del caso concreto, entre otros muchos.

Algunos de estos métodos, como la sangría, han sido practicados por médicos occidentales por largo tiempo y, por motivos que desconozco, este procedimiento se ha ido desechando, lo que alarga el tiempo de recuperación, y con ello, en muchos casos como ya he comentado, conlleva a la cronificación de la dolencia.

En su libro "Tratamiento y terapias de la Medicina Deportiva China", el Dr. Tom Bisio, nos habla de un maestro de artes marciales chinas y afamado terapéuta de Taiwan, al que el autor atribuye la famosa frase "el hielo es para los muertos", y que resumiría de forma concisa y directa lo que muy brevemente he querido exponer.



Imagen de plantas de uso común en la fitoterpia china, tomada en el VII Taller de Fitoterapia y salida al campo, celebrado en Peñíscola e impartido por el Dr. Carlos Llopis Martínez.

sábado, 7 de mayo de 2011

XLI Curso Básico de PL

El pasado miércoles comencé las clases de defensa personal del grupo que me ha sido asignado en el XLI Curso Básico de Policias Locales del IVASPE. En esta ocasión me encargaré de la formación a un grupo de agentes de unos veinte municipios de la Comunidad Valenciana.

La toma de contacto me ha parecido positiva y, aún cuando en su gran mayoría carecen de instrucción marcial, como les indiqué, estoy seguro que finalizado el curso se habrán conseguido los objetivos mínimos que me he propuesto.

La primera sesión, de cuatro horas, versó sobre los Ukemi aplicados a la función policial y las posiciones de seguridad y guardia, donde se indicaron ejemplos, también, para repeler una agresión haciendo uso del arma reglamentaria desde el suelo, ya que en estos supuestos la correcta caída y posterior posición de seguridad son fundamentales.

Más tarde se trabajaron, desde un Kamae básico, sencillas defensas activando dos miembros con la finalidad de agarre para la reducción, así como una tabla a la que se añadían a lo explicado diferentes técnicas de Ate Waza.

Posteriormente, y pasado el ecuador de la clase, pude introducir a las tablas diseñadas las correspondientes Kansetsu Waza, al menos como introducción a lo que tendrán tiempo de practicar durante los días venideros, donde se irán añadiendo Katame waza, además de iniciarse en otros grupos de técnicas.

De forma paralela, el Dojo parece volver a la normalidad después de las festividades, y nos disponemos a afrontar la recta hacia el verano.

En la imagen: Sode Guruma Jime en el Shibu Dojo

sábado, 16 de abril de 2011

Práctica benéfica de Qigong 16-04-2011. Crónica

Hoy hemos celebrado la esperada práctica benéfica de Qigong a favor de Payasopital.

Durante la mañana se han explicado brevemente las razones, teoría, y fundamentos de esta práctica energética, analizando y poniendo en práctica conceptos tales como la estimulación y circulación sanguínea, el sentido de circulación de los doce meridianos principales, las tres fuentes para adquirir un buen Qi, la importancia del Tantien (Guan Yuan) como almacen del Yuan Qi, el uso y estímulo de Laogong para los ejercicios de sensibilidad, las funciones principales del Qi y de que manera los ejercicios propuestos pueden ejercitarlas, potenciación del Qi defensivo y cómo puede ayudar a repeler los patógenos externos, la activación del Yang y la eliminación de la Humedad patógena, cómo puede influir ésta negativamente en el organismo, así como un recorrido básico por algunos Órganos o conjuntos funcionales según la MTC, sus principales afecciones y como prevenirlas por medio de diferentes y sencillos ejercicios.

Como ejercicios concretos, y junto con aquellos enfocados enteramente a la sensibilidad, se han desglosado el Pai Da Gong, Bai Bi Gong (Shuai Shou Gong), Qinwa Gong, y Ba Duan Jing, como tablas que, no solo gozan de una gran popularidad, si no que, además, y como he podido comprobar durante la práctica clínica con mi tutora la Dra. Yuan, algunos como Bai Bi son recomendados ampliamente como ayuda en determinadas patologías.

Para la práctica del Ba Duan Jing, hemos podido contar con las instrucciones de Cesar Carro, buen amigo y compañero de estudios, que ejerce actualmente como acupuntor en la Asociación Cultural Plural de Burriana (Castellón), antiguo cinturón negro de Shotokan y competidor, y que tiene una amplia formación en Educación Física, así como en otros campos concretos como la RPG, y antigimnasia francesa. Una persona polifacética, con una gran sensibilidad y capacidad de síntesis, y que desprende energía positiva en todo lo que hace.

Como colofón final, un tranquilo paseo en barca por L'Albufera, con parada en el Tancat de la Pipa, y posteriormente una excelente comida valenciana en familia.

Además, no podría dejar de hacer uso del blog como lugar de público agradecimiento a mis alumnos, a los miembros del grupo de Hung Gar de nuestro club que han ayudado con su participación, y a Toni Picazo, que se involucró desde el principio en el proyecto, y que ha venido acompañado por sus hermanos de práctica en Kung Fu y Tai Chi Chuan, y con algún otro amigo. También, como en la anterior práctica, a aquellos que han colaborado desde la distancia, pero que siempre están con nosotros en espíritu.

Ahora, a pensar hacia donde dirigir nuestra energía positiva el año que viene. Seguro que hay un niño esperándola con una sonrisa.

miércoles, 23 de marzo de 2011

martes, 22 de marzo de 2011

Seminario de Kuno Shihan 12-13/03/2011. Crónica


El pasado Koushukai celebrado en Fuenlabrada e impartido por Kuno Shihan, contó con dos representantes del Shibu Dojo Valencia. David y Sergi no solo asitieron al evento sino que rindieron exámen de Kyu el domingo superando la prueba con éxito.

Ayer, tal y como le había pedido a David, recibí la crónica del evento para su publicación en el blog. Además, y resultando una grata sorpresa, me había preparado punto por punto todas las explicaciones de Shihan durante el seminario y cada uno de los trabajos que se realizaron, un trabajo que guardo ya como un bien preciado después de haberlo estudiado.

Como no podía ser de otra forma aquí está la crónica de manos de David Dufour:

Crónica del seminario de Uechi Ryu en Fuenlabrada del 12 y 13 de Marzo 2011

El sábado 12, tras un viaje a 110 Km/h por la A-3 amenizado por unas cuantas horas de charla sobre artes marciales y de repaso de teoría de Uechi Ryu, llegamos al hotel NH en Fuenlabrada. El maestro Kuno se alojaba en el mismo hotel y casualmente llegó al mismo tiempo que nosotros. Seguidamente nos dirigimos al colegio donde se iba a realizar el curso. Ahí conocimos a los practicantes de Uechi Ryu de Madrid y alrededores, lo cuales de inmediato se presentaron y nos hicieron sentir como en casa.

El colegio tiene un pabellón deportivo con un tatami de 200 metros cuadrados, ideal para dar cabida al gran número de participantes. En esta se sesión se nos hizo trabajar algo de bloqueos frente a patadas para pasar posteriormente a realizar unos ejercicios para desarrollar la sensibilidad a la energía, a través de las manos principalmente. El maestro nos explicó cómo utilizar esa sensibilidad para mantener la distancia con el compañero y detectar cuando hemos entrado en la “zona de peligro” en la cual ya hay que atacar. Todo esto sirvió para realizar un kyu kumite con un sabor muy distinto al habitual.

Por la noche, los compañeros de Uechi Ryu Madrid nos llevaron a Pata de Palo, un lugar de copas y de cena tipo tapeo que no tenía desperdicio, ya que imita el interior de un velero de época. El interior del lugar estaba hecho de madera, con una chimenea al fondo. Incluso olía a madera. La cena fue una excusa perfecta para conocer mejor a nuestros esforzados compañeros de Madrid, y para conversar largamente sobre la sesión y sobre otras batallitas de Uechi.

El día siguiente empezó con la misma tónica de desarrollo de la sensibilidad energética, pero se enlazó con ejercicios de Jiyu Koubou que le dieron un sentido pragmático a lo entrenado el día anterior. En esta sesión hubo combate libre a raudales y mucho sudor y mucho esfuerzo, lo cual demostraba la excelente actitud de dedicación al entrenamiento y al trabajo duro de nuestros compañeros de Madrid. Para finalizar la clase, el maestro habló sobre el significado de lo que habíamos trabajado en estos dos días, haciéndonos ver las posibilidades de este trabajo a largo plazo, palabras que constituyeron un auténtico regalo.

Tras el curso y la comida, los integrantes de la delegación valenciana se dieron un descanso antes del examen, que prometía ser muy interesante a juzgar por los comentarios de los compañeros veteranos de Madrid. Éste tuvo lugar en el dojo Picos de Móstoles, un auténtico santuario del budo con todo tipo de herramientas antiguas de entrenamiento de Okinawa, que inspiraba a entrenar y a seguir “el camino”.

El propio examen fue una lección y una muy buena oportunidad de observar a alumnos de alto grado dando lo mejor de ellos mismos en el examen. El propio maestro nos dio una lección al comentar la diferencia entre karate tradicional y deportivo, fomentando el respeto por este último así como por otros estilos de karate, lo cual es algo esencial en aquel que quiera preciarse de ser un budoka mínimamente decente.

Tras el curso y el examen la vuelta fue relajada aunque de muy buen humor, con la promesa de realizar los ejercicios propuestos por el maestro y con el ánimo de que hay mucho trabajo por delante.

viernes, 18 de marzo de 2011

Ayuda para Japón

Muchos de nosotros nos formamos desde niños en diferentes Dojo herederos de una larga tradición, aprendimos su etiqueta, sus normas, códigos, forjamos nuestro espíritu motivados por sus valores, su sacrifio, su abnegación, su desapego bien entendido, aprendimos sus términos, construimos nuestro karate desde la primera posición, la de saludo y muestra de respeto, aprendimos que hay que hacer más y hablar menos, nos tragamos nuestras quejas, nuestros miedos, llevamos nuestros cuerpos al límite y comprobamos que éste quedaba aún lejos, utilizamos lo aprendido como guía para nuestras vidas, crecimos y superamos difíciles pruebas, encajamos los golpes como solo ellos saben hacer, compartimos su cultura, tuvimos la suerte de pasear por sus calles, nos enamoró su respeto, su sencillez, su humildad, bebimos sake y brindamos juntos, sus maestros fueron y son nuestra guía, pero sobre todo aprendimos que para poder con Japón hace falta algo más que terremotos y tsunamis. Si tú también aprendiste de Japón que tendrán que partirnos si quieren doblarnos, y ello te ayudó cada día de tu vida, ahora tienes la oportunidad de devolver una milésima parte de lo que nos han dado, sería la mejor forma de que nuestro saludo diario al Kamiza realmente tenga sentido


miércoles, 2 de marzo de 2011

viernes, 18 de febrero de 2011

Entrenamiento benéfico 2011


En el mes de abril celebraremos el entrenamiento benéfico de este año. Para esta ocasión he elegido como lugar de práctica el embarcadero del Port de Catarroja, en pleno parque natural de L'Albufera.

Durante la práctica se desarrollarán diferentes ejercicios y tablas de Qigong, fácilmente asimilables para cualquiera de los asistentes, sin que se requiera una forma física especial.

Todos los beneficios que se obtengan irán destinados a la asociación PAYASOSPITAL

Para finalizar, existe la posibilidad de degustar la cocina típica de la zona, así como de disfrutar de un paseo en barca por L'Albufera al terminar la práctica, lo que se deberá confirmar durante la primera semana de abril. Se puede consultar el precio de esto último en uechiryu_vcia@hotmail.com

miércoles, 16 de febrero de 2011

Fin del XL Curso Básico para PL y otros retos

El pasado viernes finalizaba la última clase en el XL Curso básico de Policías Locales del IVASPE. Como también comenté a los alumnos, he de reconocer que incluso yo me sorprendí del extraordinario desarrollo técnico que mostraron durante los exámenes. Vi cumplidos los objetivos que me había propuesto al inicio del curso, y es por esto que no puedo encontrar pega en lo acontecido durante estos meses.

Entre los alumnos me he encontrado agentes de Godella, Rojales, San Fulgencio, La Pobla Llarga, Betxí, Pilar de la Horadada, Los Montesinos, Daya Nueva, y Valencia; y creo que he tenido suerte al encontrar un grupo con predisposición a la práctica, que se han tomado en serio una asignatura otras veces olvidada, y que la posibilidad de práctica en el gimnasio del Instituto fuera de los horarios de clase formal ha contribuido a que, incluso aquellos que empezaron con un nivel más bajo, hayan rendido lo requerido para superar la evaluación.

Estoy feliz de pertenecer al grupo de profesores especialistas en esta materia, no solo por la posibilidad de hacer aquello que me agrada, sino también por la buena predisposición de la academia en la consecución de una enseñanza de calidad, para lo cual las opiniones y puntualizaciones del personal docente se están teniendo muy en cuenta.

Por otra parte preparo una nueva visita a Honbu Dojo y planeo el resto de temporada con los escasos pero motivados alumnos del Shibu Dojo. Dentro de los planes el entrenamiento benéfico de este año, con un enfoque diferente pero que de igual modo invertirá todos los beneficios en una buena causa. Como anticipo, las palabras de Paulo Cohelo: “Un guerrero de la luz presta atención a los ojos de un niño. Porque ellos saben ver el mundo sin amargura. Cuando él desea saber si la persona que está a su lado es digna de confianza, procura verla como lo haría un niño.”

viernes, 4 de febrero de 2011

Cuando se necesita algo más que un cuchillo afilado

Ayer, antes de celebrar la primera luna de primavera, asistí como cada semana a las clases prácticas de Tuina y Quiropraxia china.

Como en otras ocasiones, nuestro experimentado profesor, que además es un ferviente practicante de artes marciales, hizo pasar a un paciente real para las manipulaciones. Esta vez se trataba de un practicante chino de Kung Fu. Tras las manipulaciones osteopáticas, y mostrando los callos que lucía en Tiantu y Baihui, fruto de las exhibiciones que realiza, apuntaba que los practicantes de esta conocidísima escuela solían lesionarse durante las mismas.

Mientras pensaba en las exhibiciones de forma general, y de un modo más concreto las que se suelen realizar dentro de nuestro estilo, que además son famosas, se me han ocurrido varias ideas para exponer en el blog.

Es sabido que no soy muy amigo de exhibiciones o proezas circenses y que, aún cuando veo un duro practicante hacer astillas un bate de béisbol, no me producen demasiada impresión, pero esto, como todo, tiene una explicación.

Entiendo el uso de las exhibiciones como un método más de difusión del estilo, de hacerlo llamativo para futuros practicantes, pero pienso que, en el fondo, no dejan de ser una mera herramienta de marketing a la vista de neófitos, y que demostrar, a mi juicio, se demuestra bien poco ante unos ojos experimentados.

Varias tablas de madera rígida, completamente estáticas y sujetas, todo el tiempo del mundo para prepararse y un único golpe, descargando toda la energía sin miedo a contra alguna. No me importa si la técnica empleada es Daiken o Kakushi, la información que recibo después de una exhibición como esta es que el practicante tiene acondicionada la zona de golpeo, pero tener las armas no significa saber usarlas en combate. He visto con mis ojos más de una vez realizar proezas de este tipo a personas que nunca practicaron Karate.

En el mismo grupo que el Tameshiwari, patadas a 180º, o ejecuciones técnicas de Kata con movimientos de una velocidad endiablada, pero que aprovechan los pasos “de tránsito” para recuperar energía, y practicantes que llegan a estar segundos estáticos entre un encadenamiento y otro para poder ejecutar con velocidad la siguiente técnica. Esta oportunidad de preparación es irreal. En el combate todo está en movimiento, no importa lo duro que sea el rival si no se mueve, y no es lo mismo disparar a una diana que a un pato en vuelo.

El momento oportuno es fundamental, no solo para acertar a un blanco cambiante y móvil, si no para acertar con plena potencia cuando el rival es un avezado practicante, muchas veces un experto en anticipación, y que espera el mínimo pestañeo para frustrar tus intenciones con un duro disparo, entrando al contacto como un Kamikaze. En estos momentos, no todos los que rompen un ladrillo utilizando Boshiken, entran con el mismo espíritu al ataque.

No hay que confundir los medios, las herramientas de práctica, y por qué no de difusión, con los objetivos finales de la práctica. Y no hay que permitir al ego distorsionar la realidad y confundir el rumbo, estos alardes son humo.

Tener un arma sin saber dispararla sirve de poco, como de poco serviría saber disparar pero no tener el arma. Qué medios o estilos de combate son mejor o peor entran dentro de las conversaciones de niños. Otros aspectos y no solo tener “las armas” deciden el encuentro, y esto lo sabe cualquiera con un poco de calle. No lo pone en los libros ni lo enseña una madera.

miércoles, 5 de enero de 2011

El saludable Kitae

Si hay un aspecto controvertido en la práctica actual del Uechi-ryu, seguramente éste es el Kitae. No son pocos los practicantes de otros estilos que lo consideran innecesario, peligroso y dañino. En este aspecto, bien podríamos relacionarlo con la controversia existente, en no pocas conversaciones, respecto al Makiwara.

Aunque reconozco que si realmente fuera contraproducente a mí (y para mí) me importaría bien poco, pues elegí el Uechi-ryu en su día por la efectividad y contundencia de su entrenamiento, y no como ejercicio terapéutico (aunque esto llegó parejo), he de decir que no comparto la opinión negativa de esta práctica, a mí el Kitae me parece otra “milagrosa medicina” de nuestra escuela, del mismo modo que me lo parece Sanchin.

Aún así, es necesario decir que, como en cualquier ejercicio, la práctica correcta y escalonada es fundamental. Valga como ejemplo que caminar es saludable, pero siempre que se haga de forma progresiva y proporcional a nuestra condición física.

Personalmente creo que la buena salud es cuestión de Qi. La Medicina China extremadamente resumida no es otra cosa que movilizar el Qi, y si hay una forma inequívoca de hacerlo es moviendo la sangre y fomentando su circulación.

Para ello, la Medicina China se vale de diferentes herramientas terapéuticas, con el único fin de ejercer un estímulo, ya sea mediante agujas, ventosas, digitopresión o cualquiera de las más variopintas técnicas existentes, entre ellas el Qigong.

Respecto a esta última forma, en los ejercicios para mover y ejercitar el Qi, nos encontramos con una práctica que puede estar directamente relacionada con maniobras del masaje Tuina como las Pa Fa o las Da Fa, maniobras de golpeo y percusión, y que popularmente se practica y conoce como Pai Da Gong. En estos ejercicios, el practicante utiliza diferentes golpeos que recorren amplias zonas relacionadas con órganos internos y/o con el trayecto de meridianos y colaterales, para estimular el movimiento de la sangre (Xüe), el Qi, y los líquidos orgánicos (Jinye).

Así, el practicante genera un estímulo en el cuerpo que puede poner en marcha diferentes mecanismos, con la tendencia natural de mover sangre y Qi a la zona que “ha sido dañada”. Además, lo que en un principio ha requerido de una ayuda o estímulo para este movimiento energético, más tarde podrá realizarse sin necesidad del mismo, en relación a esto último hay una máxima que dice: “donde está la mente está el Qi”.

Para los ejercicios de golpeo, es importante saber que el cuerpo no funciona como un mapa con las ciudades marcadas sobre él, o como un cuadro de mandos con los diferentes botones bien localizados para ser apretados a placer, sino más bien como una intrincada y densa tela de araña que llega a cada rincón del organismo, con todos sus canales interconectados, y que un estímulo en cualquiera de sus partes repercute en todo el organismo.

Por consiguiente, y bajo mi punto de vista, Kitae no debe entenderse como una masoquista forma de autolesionarse, y sí como un ejercicio de estimulación y concentración del Qi para la forja de un cuerpo resistente y saludable.